TULA, TAMAULIPAS ES PUEBLO MÁGICO

25 octubre, 2016

 
JORGE HUMBERTO GOMEZ SALDIVAR

En el libro «Tula, Tamaulipas: De su historia y personajes; de su magia» este tema consta de 12 páginas tamaño carta porque contiene un buen número de fotografías que ilustran los incisos de la A a la H. El pasado 20 de octubre de 2016 fue presentado en su tercera edición durante las festividades del quinto aniversario de Tula Pueblo Mágico.

El 20 de octubre de 2011, por decreto oficial, Tula, Tamaulipas es Pueblo Mágico. Ante unas mil personas reunidas en la plaza principal de Tula, Tamaulipas, la Secretaria de Turismo Federal, Gloria Guevara Manzo, al dar el nombramiento de Pueblo Mágico a este municipio ante el gobernador del estado, Egidio Torre Cantú y del alcalde local en ese momento, René Lara Cisneros, expresó que además de que para una localidad ser un Pueblo Mágico es algo distintivo y especial, también tiene múltiples beneficios. Y con esa aseveración oficial, en esa fecha, Tula se convertía en el pueblo mágico 44 de los 2 500 municipios de México.

«Pero ser un Pueblo Mágico también tiene responsabilidades, y es importante que las conozcan. Entre ellas está preservar sus tradiciones, únicas en este país; cuidar la imagen urbana y la calidad de los servicios ofrecidos a los visitantes; pero lo más importante es que comprendan que es su gente lo que hace mágico a un pueblo”

[….] Tula tiene todo para ser Pueblo Mágico porque es el primer asentamiento humano fundado en Tamaulipas; es la cuna de la cuera tamaulipeca, tan famosa en el mundo; tiene construcciones coloniales y es un municipio muy rico en artesanías, además de contar con vestigios arqueológicos y zonas donde hay fósiles de mamuts». Precisó Guevara Manzo.

Y tiene razón, sólo hay que puntualizar lo que Tula ofrece a sus visitantes:

  1. Un acervo histórico-cultural pleno de importantes pasajes y personajes de nuestra historia y actualidad que se mencionan en este mismo libro.
  2. En su casco urbano:

El templo de San Antonio de Padua.

Su plaza de armas y su hermoso quiosco.

Su recién remozado centro histórico con sitios pintorescos y edificios coloniales; y sus capillas en los barrios.

  1. Su obra más actual: El Corredor Turístico Arroyo Loco. Una obra en la que se mezclan la ingeniería, la arquitectura y la artesanía del maestro pedrero adecuándose a la geografía del lugar y a las tradiciones.
  2. Su principal zona arqueológica: Tula-Tammapul
  3. Paisajes silvestres, como La Laguna de San Isidro y el rancho Gallitos.
  4. Ruinas históricas, como algunos cascos de haciendas: La del ejido Lázaro Cárdenas, la de los Charcos, la del rancho Cruces, por ejemplo.
  5. Su artesanía y gastronomía: Cerámica, cestería de carrizo y otate, talabartería y su importantísima creación; la cuera tamaulipeca; sus auténticas enchiladas y sus, ahora afamadas, nieves de cactus
  6. Sus tradiciones.

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: