Secundaria 25 de Loma Alta continúa en Conflicto

9 septiembre, 2016

El contralor quiere correr al director. Ambos piden una investigación de la SET y el SNTE para resolver el problema que afecta de manera indirecta a 300 alumnos.

Por: Arturo Martínez

 

Debido a la apatía de las autoridades educativas que ya conocen del problema y el interés económico que representa el control de la secundaria técnica número 25 “Revolución Agropecuaria” ubicada en Loma Alta, el conflicto entre el director del plantel y el contralor continua, a tal grado que ya se habla de agresiones físicas.

Fue el 31 de agosto cuando el director de la secundaria, Juan Antonio Castillo, se trasladó con un grupo de docentes a El Mante donde interpuso una denuncia en el ministerio público en contra de Flavio Zúñiga, quien funge como secretario delegacional y contralor del plantel educativo.

Hasta el momento, han pasado siete días de que el director no ha podido ingresar al plantel, situación que ha sido corroborada por un notario público, quien ha presenciado como Flavio Zúñiga y sus incondicionales, le han negado el acceso a Juan Antonio Castillo, a quien desconocen como director de la secundaria.

El propio director ha manifestado temor a represalias, ya que asegura ha sido amenazado para que no se presente a trabajar al plantel, luego de que este ciclo escolar, y con la autoridad que se supone representa, decidió remover del cargo de contralor a  Flavio Zúñiga, situación que lo enfureció, luego de ostentar el puesto donde se maneja el dinero del plantel por más de 13 años.

En entrevista con Flavio Adrián Zúñiga Ibarra, contralor del plantel y secretario general de la delegación D II-149, manifestó que tanto el Sindicato de maestros en Tamaulipas como la Secretaria de Educación conocen el conflicto laboral que se presenta en la secundaria.

Explico que se envió un oficio donde solicitan que se realice una investigación en el plantel, debido a las supuestas anomalías cometidas por el director Juan Antonio Castillo.

Menciono que los padres de familia no se han involucrado en el problema y las clases continúan de manera normal para los alrededor de 300 alumnos que acuden a esta secundaria, mismos que son atendidos por 59 profesores.

Zúñiga Ibarra, asegura que el 80 por ciento de la plantilla laboral lo está respaldando para pedir la destitución del director “por déspota, autoritario y no aceptar opiniones”.

A %d blogueros les gusta esto: