Mujeres son las más contagiadas con ETS

11 septiembre, 2016

Por cada hombre infectado, hay 26 mujeres, según el sector salud; el condón es el método más efectivo para prevenir las enfermedades sexuales.

Por: Arturo Martínez

 

Datos de la sexta jurisdicción sanitaria con sede en El Mante, revelan que la tricomoniasis y candidiasis son las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más comunes en la región, donde por cada hombre infectado, hay 26 mujeres.

Es entre los 25 y 45 años de edad, cuando estas enfermedades curables se presentan con mayor frecuencia tanto en hombres y mujeres.

Tanto la tricomoniasis y candidiasis con diferentes síntomas, ya que muchas veces las personas desconocen que tienen el parásito y no saben que están infectados.

En el caso de la tricomoniasis, una persona infectada puede transmitirle el parásito a otra persona que no tenga la infección durante las relaciones sexuales. En las mujeres, el área del cuerpo infectada con más frecuencia es la parte baja del aparato genital (la vulva, la vagina o la uretra) y en los hombres es la parte interna del pene (uretra). Alrededor del 70% de las personas infectadas no presentan signos ni síntomas. Cuando la tricomoniasis causa síntomas, pueden variar entre irritación leve e inflamación grave.

La candidiasis es una infección causada por diversas variedades de hongos, especialmente candida albicans. La infección de las membranas mucosas, como ocurre en la boca o la vagina, es frecuente entre los individuos con un sistema inmunológico normal. Sin embargo, estas afecciones son más frecuentes o persistentes en personas con diabetes o enfermos de sida y en las mujeres embarazadas.

En la sexta jurisdicción sanitaria, que abarca la región de El Mante, Xicoténcatl, Ocampo, Gómez Farías, Antiguo y Nuevo Morelos, se contabilizan alrededor de 800 casos, de los cuales, el 96 por cientos son mujeres, sobre todo habitantes de la zona urbana.

Para el sector salud en la región, el método anticonceptivo más efectivo para evitar las ETS son los preservativos, por ello, al año se entregan alrededor de 5 mil preservativos para evitar enfermedades sexuales, algunas de ellas mortales como el SIDA.