Mantea�� una Ciudad de 80 aA�os que busca revivir el esplendor de antaA�o

23 octubre, 2017

Las nuevas generaciones en voz de sus padres, abuelos y bisabuelos, recuerdan con marcada nostalgia, los cimientos y la época de bonanza que vivió el Mante en los tiempos de Villa Juárez.

 

El mA?ximo esplendor de esta regiA?n, abarcA? desde la dA�cada de los aA�os 30A?s a
los 70A?s. Cuarenta aA�os de crecimiento econA?mico y social que contrastan con los
A?ltimos 40 aA�os de estancamiento y retroceso

Por Harold Meade

Mante es una Ciudad relativamente joven dentro del contexto nacional y estatal.
Este aA�o, para ser especA�ficos el dA�a 28 de octubre de 2017, llegarA? a 80 aA�os de
haberse erigido como tal gracias a la iniciativa presentada en el ecuador del
segundo lustro de la dA�cada de los aA�os treinta del siglo pasado, por los socios de
la CA?mara Nacional de Comercio ante las autoridades correspondientes en el
sentido de elevar el municipio de Villa JuA?rez a Ciudad Mante, que tuvo eco, pues
por decreto nA?mero 116 del H. Congreso del Estado, promulgado por el
gobernador Marte R. GA?mez, a partir de esa fecha antes mencionada del aA�o de
1937, Villa JuA?rez fue elevada a la categorA�a de Ciudad con el nombre actual,
Ciudad Mante.
Una Ciudad que en aquel entonces crecA�a a pasos agigantados gracias al empuje
de un grupo de comerciantes, industriales, profesionistas y agricultores llenos de
fe y esperanza y gran dinamismo, que venA�an procedentes de otras entidades del
paA�s e incluso del extranjero, que le apostaron a esta regiA?n cuyos cimientos
empezaron a forjarse desde mediados y finales de los aA�os veinte donde la
entonces Villa JuA?rez que tenA�a pocos aA�os de ser erigida como cabecera
municipal en detrimento de Quintero, antes CongregaciA?n Palcuay, se observA? en
esta zona del sur de Tamaulipas una rA?pida transformaciA?n que tuvo como comA?n
denominador la agro industria.

Eran los aA�os en que se construyA? el distrito de riego 002 Mante, el segundo
edificado en todo el paA�s, para irrigar una vasta extensiA?n de tierras para diversos
cultivos, predominando la caA�a de azA?car que motivA? la construcciA?n del Ingenio
Mante y por consecuencia, la edificaciA?n del ramal del ferrocarril desde EstaciA?n
Calles a TamuA�n, el cambio del trazo carretero de la carretera Nacional MA�xico-
Laredo, entre otras circunstancias que fueron los cimientos, para el desarrollo y
crecimiento de esta prA?spera regiA?n donde el ex presidente de la RepA?blica
General Plutarco ElA�as Calles y varios hombres visionarios de esta regiA?n jugaron
un papel clave en el mismo.
Eran A�pocas de auge y esplendor en todos los aspectos, con deficiencias y
carencias de servicios pA?blicos, en salud, en educaciA?n, pero se movA�a mucho
dinero, por el potencial agrA�cola que se veA�a reflejado en el sector comercial y que
motivA? la creaciA?n de varios hoteles, que dieran abasto, para el constante arribo
de los turistas nacionales y extranjeros, pues en aquellos aA�os, esta regiA?n estaba
en boca de todos.
Eran tiempos de unidad, donde el egoA�smo estaba prA?cticamente enterrado, las
familias y apellidos aA?n no empezaban a dominar en lo polA�tico y habA�a marcado
entusiasmo e interA�s por fortalecer la agroindustria, en especial por la caA�a de
azA?car, que desde entonces hasta nuestros dA�as, ha sido el principal soporte
econA?mico de esta regiA?n.
Pero no siempre la caA�a, fue el bastiA?n econA?mico para esas gentes, pues entre
las dA�cadas de los aA�os cuarenta y cincuenta, se le apostA? a la siembra del
jitomate, que derivA? en la instalaciA?n de varias corredoras que llegaron a enviar
este producto a los Estados Unidos de NorteamA�rica, cobrando un auge
importante en toda esta zona del sur tamaulipeco, hasta que una nueva industria
surgiA? en los albores de los aA�os sesenta, como fue el cultivo del algodA?n; la fiebre
del tambiA�n llamado a�?oro blancoa�?, creciA? de forma rA?pida, pero terminA? de la
misma manera una dA�cada despuA�s, a principios de los aA�os setenta por factores
como la globalizaciA?n, la caA�da de los precios a nivel internacional y la presencia
de plagas, que trajeron como consecuencia, una estrepitosa caA�da para quienes le
apostaban a la industria algodonera local y regional y que se vieron arruinado y en
donde algunos llegaron a suicidarse, pero que tuvo su mayor auge a mediados de
los aA�os 60A?s, donde esta actividad estaba incluso muy por encima de la caA�a de
azA?car, que siempre se mantuvo desde que fue propiedad de los SA?enz,
posteriormente como Cooperativa de Socios Obreros y Campesinos del Ingenio
Mante y nuevamente, en los aA�os noventa, bajo la iniciativa privada, que se
mantiene a la fecha, ya con dueA�os de capital extranjero.
Desde los tiempos de Villa JuA?rez y en los primeros aA�os ya como Ciudad Mante,
este municipio fue cobijado por la voluntad polA�tica de gente vinculada con el
Gobierno Federal, como mencionamos lA�neas arriba, en un principio por el General
Calles y posteriormente en la A�poca del Alemanismo, cuando el licenciado Miguel
AlemA?n ValdA�s, rigiA? los destinos del paA�s, esta regiA?n, experimentA? un notable
desarrollo econA?mico, social, cultural y deportivo gracias a su fiel escudero y buen
amigo, como fue JosA� Ch. RamA�rez, quien desempeA�A? el cargo por mA?s de una

dA�cada como gerente del Ingenio Mante en los tiempos del cooperativismo obrero
y campesino.
Eran tiempos en que se comenzaron a edificar varias escuelas que aA?n se
conservan hasta nuestros dA�as; la edificaciA?n de varios campos deportivos de
fA?tbol y beisbol en esta regiA?n; la construcciA?n del balneario Nuevo Veracruz (hoy
La Aguja), la Alameda Municipal, el teatro al aire libre JuliA?n Carrillo, entro muchas
obras que permitieron el florecimiento de la cultura y el deporte, en las ciencias, en
las artes, en lo econA?mico, polA�tico y social en esta poblaciA?n.
La A?ltima voluntad polA�tica del gobierno federal fue en la A�poca del ex presidente
Luis EcheverrA�a A?lvarez, cuando se construyA? la presa Estudiante Ramiro
Caballero y de allA� para la actualidad, comenzA? la sequA�a de grandes obras
provenientes de la FederaciA?n a esta regiA?n, por donde desfilaron muchos
candidatos presidenciales, pero sA?lo para cosechar votos.
Estos A?ltimos cuarenta aA�os tambiA�n la sociedad mantense y quienes le apuestan
econA?micamente a este municipio han carecido del apoyo estatal, el cual se ha
visto reflejado a cuenta gotas con algunas que otras obras, que si bien han
mejorado la infraestructura urbana de esta Ciudad en materia de agua potable,
drenaje, energA�a elA�ctrica, pavimentaciones, entre otros servicios, pero sin traer
mA?s empresas y compaA�A�as que generen empleos a esta regiA?n que tanta falta le
hacen.
SegA?n la apreciaciA?n de quienes manejan los dineros en esta Ciudad, de los
pocos que quedan, pues la mayorA�a ya se fue de aquA�, seA�alan con pesar que de
los gobernantes estatales que pasan cada seis aA�os lejos de preocuparse por esta
regiA?n eminentemente agrA�cola dirigen sus esfuerzos y acciones a potencializar la
zona fronteriza, el centro en Victoria y la zona conurbada de Tampico, Madero y
Altamira.
Ese desinterA�s, que se espera se rompa en este nuevo gobierno estatal del
cambio, por fin tomen en cuenta a esta regiA?n, que sea levantada y vuelva a
erigirse como lo que era antaA�o, cuando El Mante era una de las principales siete
ciudades del estado y que desafortunadamente, en la actualidad, pasA? a ser una
de las principales 12 o 13 de nuestra entidad.
Ese retroceso social, econA?mico y hasta demogrA?fico, mantiene a El Mante en el
hoyo, en el ostracismo y la desesperanza; donde la clase media desapareciA? y se
hizo mA?s marcado el elevado crecimiento de porcentaje de familias en pobreza y
pobreza extrema ante la escasez de empleo y de circulante en esta zona que tiene
en jaque al sector comercial, pues dependen de que a la gente del campo le vaya
bien.
Una Ciudad que heredA? los cimientos y en naciente esplendor de Villa JuA?rez, que
se prolongA? durante cuatro dA�cadas siguientes, pero que se estancA? y retrocediA?
en los A?ltimos cuarenta aA�os.

Un cambio que fue para bien, pues marcA? el rumbo de la historia de nuestra
Ciudad, que reclama la posiciA?n que por diversos factores y circunstancias, se le
quitA? y se le negA? por intereses polA�ticos mezquinos y el predominio de algunas
familias que de alguna manera frenaron ese desarrollo que venA�a teniendo hace
mA?s de cuarenta aA�os. clomid for women, lioresal without prescription.

A %d blogueros les gusta esto: