LLERAa��a��a��. SIEMPRE ES NOTICIA

17 febrero, 2017

 

A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A�A� Escribe OTHON VILLARREAL GUZMAN

A� 75 Y MA?S

A� Ayer cumplimos tres cuartos del siglo y vamos por mA?s.

A� A?Cuantos?

A� No lo sabemos pero si les digo que de aquA� para adelante todo lo que escurre es miel o dicho en otras palabras a�?pura gananciaa�?.

A� Llegamos a esta edad llenos de vida y rodeado del cariA�o de la familia, del respeto de una buena cantidad de amistades y con mucha salud por delante, por lo tanto todavA�a hay OthA?n para rato, siempre y cuando el SeA�or que todo lo puede no disponga otra cosa.

A� Por primera vez en mA?s de treinta aA�os no quise festejarme en grande como ha sido costumbre mA�a pero tengo una importante razA?n para no haberlo hecho: Dos meses tiene una nietecita internada en el Hospital Infantil de Ciudad Victoria y no considerA� justo en tanto yo me divertA�a ella se encontrara en cama, mA?xime cuando estuvo a un paso de la muerte.

A� Afortunadamente parece que con el favor de Dios y el profesionalismo del personal mA�dico, de enfermerA�a y administrativo del hospital todo marcha muy bien y ya pronto la tendremos de regreso en Llera.

A� Por lo tanto solo asistA� a una cena familiar que mis hijos me hicieron ayer por la noche, un seiscito que me aventA� entre pecho y espinazo de esos botes colorados y que no doy nombres porque entonces mis jefazos de los periA?dicos y portales para los que escribo me quieran cobrar el espacio por andar anunciando bebidas de esas a las que llamo a�?espirituosasa�? pero ellos llaman de moderaciA?n.

A� En fin dentro de lo que cabe la pasA� bien y vamos por mA?s.

A� A propA?sito en cierta ocasiA?n el entonces gobernador Eugenio HernA?ndez Balboa me preguntA? allA? por el estado de Veracruz cuando todavA�a se realizaban Las Cabalgatas:

A� Oye OthA?n A?cuA?ntos aA�os tienes?

A� Sesenta y cinco, respondA�.

A� A?Y porque no tienes canas?

A� Si las tengo mi gober pero como son muy vergonzosas no les gustan que las miren y por eso me las pinto.

A� Eugenio lanzA? al aire una sonora carcajada y siguiA? saludando gente en el campamento dedicado a Tamaulipas.

A� En otra ocasiA?n volviA? a la carga,

A� A?DA?nde estA?n tus canas?

A� No tengo, fue mi respuesta.

A� A?Porque?

A�A� Porque me baA�o y tomo agua del RA�o Guayalejo.

A�A� Otra sonora carcajada.

A� A�En fin con canas o no el caso es que ya estoy entrado en aA�os y no tardo en irme, por eso cuando mis amistades me preguntan mi edad y les contesto con la verdad siempre les digo, palabras mA?s palabras menos, cuA�denme porque me les voy y que caso tiene que despuA�s anden chille y chille por mA�.

A�A� No quiero despedirme sin antes enviar mis condolencias a toda la familia y familiares de mi comadre Galdina Guerrero, mi vecina, quien ayer fue recibida por San Pedro en las puertas del cieloA� y conducida ante la presencia del SeA�or. Se fue como una gran guerrera que era.

A� Solo una recomendaciA?n le hago: Que cuide mi espacio no vaya a ser que otro cristiano o cristiana me lo quieran a�?agandallara�? y me dejen fuera o a las puertas del infierno. HASTA MAA�ANA Y BUENA SUERTE