21 julio, 2024

Siempre con la Verdad a Tiempo

Siempre Con La Verdad a Tiempo

Equipamiento en calles recien pavimentadas para el próximo año.

Israel Reséndiz.

Las calles que recientemente fueron pavimentadas con una imagen totalmente
distinta a la que las caracterizaba hasta hace algunos meses, continuarán
solamente con la carpeta asfáltica, y hasta enero se espera que se determine
algún proyecto para colocarles, topes, bollas o cualquier tipo de señalamiento que
genere que los automovilistas moderen su velocidad.
Se trata de las calles Juan de Dios Villareal y el bulevar Ramón Cano Manilla,
arterias que fueron contempladas en un paquete de obras por treinta millones de
pesos que fueron iniciadas este año, con varias pavimentaciones por diferentes
puntos de la ciudad, incluyendo en los que por varias décadas se habían sometido
jamás a alguna labor ardua de mantenimiento.
La empresa encargada de los trabajos, una vez terminando de colocar la carpeta,
las dio por abiertas a la circulación, por donde tienen la necesidad de transitar
cientos de vehículos todos los días, por guiar desde algunas de las colonias del
poniente de la ciudad, a escuelas, universidades, hospitales, centros comerciales,
plazas públicas, el primer cuadro de la ciudad, y todos los lugares más concurridos
de la zona urbana.
A pesar del cambio que de igual forma mejoro la circulación por esos lugares, los
automovilistas incluyendo las unidades de pasajeros que transitan por esas
arterias, comenzaron a hacer el habito de manejar como su fueran pistas de
carreras, generando un riesgo para peatones principalmente, así como
motociclistas y algunos otros automovilistas que pudieran verse inmersos en algún
percance vial.
Para las autoridades del municipio, es inminente el cambio y la vialidad que
requieren estas dos vías de circulación, sin embargo, las labores quedaron
pendientes en algunos proyectos que pudieran aplicarse desde el mes de enero, a
consecuencia del periodo vacacional decembrino en donde a excepción de los
trabajadores del servicio recolector de basura y los bomberos, el resto del
personal estará disfrutando del descanso en compañía de sus seres queridos.
Todo mientras tanto la comunidad sigue solicitando que por lo menos, haya
señalamientos correspondientes cercanos a las zonas peatonales y las escuelas,
pues a partir del próximo siete de enero al reanudarse las labores, el riesgo de los
peatones y quienes descienden y ascienden como pasajeros en el trasporte
público, pudiera generar embotellamientos con el riesgo respectivo en accidentes.