El PRI está condenado a ser bisagra: Arturo Saavedra

6 agosto, 2018

Advierte ex legislador federal priista que lo ocurrido es resultado del hartazgo, y soberbia de un Partido que se creyó invencible.

Por Harold Meade

Arturo Saavedra Sánchez, quien fuera integrante de la 55 legislatura federal del
periodo 1991-1994, advirtió que nunca el PRI en toda su existencia en 89 años
había tenido una representación minúscula en el Congreso de la Nación como la
que tendrá a partir de septiembre próximo, siendo un hecho sin precedentes.
Consideró que esto es resultado del hartazgo, del cansancio de la soberbia de un
Partido que se creyó toda la vida invencible y que ahora está condenado a ser
bisagra.
Aunado a ello, apuntó que en el PRI se dio prioridad al amiguismo y se dejó a un
lado la meritocracia.
“Si empezamos a ver hacia atrás, las bancadas priistas eran plurales, había de
todo como en farmacias y después en las últimas bancadas eran los mismos de
siempre, los mismos apellidos, los mismos rostros, pero en diferentes cámaras”,
recordó.
Saavedra Sánchez, cree que es más fácil que se reestructure el PRI, cambie
inclusive de nombre si es posible, cambie de mañas, que vuelva a los principios
realmente comprometidos con la ciudadanía, con la sociedad mexicana y no
simular que se cambia todo, para seguir iguales; “es lo que necesita no simular
que cambiamos, un cambio de fondo, verdadero, un cambio de metas, de
objetivos y de principios”, indicó.
Señaló que no se puede seguir insistiendo en un partido revolucionario cuando ya
no hay revolución, pues la revolución ya quedó olvidada; “el PRI por los excesos

de corrupción, de impunidad, de ineficacia e ineficiencia todo eso nos llevó al
borde de un abismo en el cual caímos y que difícilmente vamos a salir, no sé
quién sea el valiente, el hombre que sea capaz, el líder visionario que pueda sacar
al buey de la barranca como se dice en la filosofía popular, no veo quién fregados
lo haga”, declaró.
Recordó que en la legislatura que formó parte a principios de los años noventa,
había pluralidad como va a haber en la que está por iniciar a partir de septiembre
próximo, pero aclaró que en la que él formó parte no era difícil hacer consensos.
“Nunca es difícil hacer consensos cuando el objetivo, la meta sea de un beneficio
colectivo y que sea de grandeza de nación”, opinó nuestro entrevistado.

A %d blogueros les gusta esto: