Termina riesgo por incendios forestales

14 mayo, 2019

Para el centro regional de emergencias

Israel Reséndiz

La racha de incendios que devastaron 19 mil hectáreas en siete municipios cercanos al Mante, finalizo con las primeras lluvias que aunque pocas, han atenuado el riesgo en zonas serranas o lugares de las comunidades más apartadas, con lo que en estos momentos se descarta algún factor sorpresa para que las llamas vuelvan a avivarse.

 Así lo considero el director del centro regional de emergencias de protección civil Enrique Murillo Rodríguez, quien menciono que no obstante continúan en contacto con todas las alcaldías de esta región del estado, para reaccionar, pero solamente en caso de incendios que pudieran generarse debido a otras circunstancias diferentes a las que habitualmente generan los forestales.

 Dijo sin embargo que donde hay que seguir extremando precauciones, en algunos lugares más reducidos como campos y parcelas cercanas a las carreteras que debido al pasto seco y alguna colilla de cigarro pudieran generar quemas sorpresivas, así como en las ciudades donde la comunidad acostumbra quemar basura o cocinar, se les sigue  recomendando apagar completamente la lumbre y cerciorarse para evitar alguna sorpresa negativa.

 Cabe señalar que de las 19 mil hectáreas que la lumbre devasto en la sierra, once mil de ellas tan solo fueron producto de los incendios en los municipios de Antiguo y Nuevo Morelos, en donde no obstante que no cobraron vidas humanas, si arrasaron con algunas viviendas, animales de granja y enceres en donde la lumbre fue más hábil que los moradores más cercanos.

 “Los incendios forestales ya no tienen posibilidades de surgir repentinamente, el riesgo lo vemos ya terminado por lo que resta de este año, porque en algunos municipios las lluvias llegaron en poca proporción, pero ayudaron a mitigar las posibilidades que generalmente se debieron a la sequía y al pasto seco, de modo que el sub suelo en aquellos lugares ya no puede mostrar alarma, pero si algunos otros factores como el efecto lupa en zonas donde hay pasto seco, en donde seguimos recomendado a la comunidad nos ayude a genera un control a diferencia de los incendios forestales, ahí son zonas más accesibles y más pobladas, por lo cual seguimos haciendo ex exhorto a la ciudadanía”, dijo el funcionario.  Lo anterior está dando pie en este momento a que las corporaciones de protección civil en rodos los municipios cercanos al Mante, comiencen a concentrarse en lo que sigue que es la temporada de huracanes y sus efectos negativos.

A %d blogueros les gusta esto: