Pocas ganancias, pocos empleos y muchos empleados resginados

10 junio, 2019

Israel Reséndiz

Las pocas ganancias que desde el inicio de este año han estado captando las pocas fuentes de trabajo que se siguen conservando igual este municipio, son una de las causas por las cuales la comunidad ya no se inconforma con la misma intensidad ante las autoridades laborales, pues quienes todavía trabajan para algún patrón, están ciertas y sabidas de sus condiciones laborales y así las han aceptado.

 Lo anterior tomando en cuenta las pocas opciones que pudiera haber en otros lugares del Mante, así como las condiciones a las que de nueva cuenta en otro lugar estarían sometidos si es que consideraran un comienzo de nuevo con otra antigüedad, otros derechos y si se diera el caso, otro tipo de salario y jornada laboral en cualquiera de ellos.

 La procuradora del trabajo Armida Perales Valladares, dijo que esto puede deberse a que tan solo en el mes de mayo hayan llegado solamente treinta personas a requerir los servicios de esta dependencia, incluyendo a dos casos esporádicos por el tema de las utilidades, pero durante el año la presencia de personas por alguna petición ha ido gradualmente a la baja, por lo cual aunque no se puede saber porque a un no hay inspector del trabajo para esta región podría ser una de las principales causas.

 “En los convenios primero venían aquí a poderse de acuerdo por los finiquitos, muchos patrones decían que no tenían dinero para seguir manteniendo una relación laboral, por ello presidian de ese trabajador, ahora los patrones sin dinero son difíciles que contraten de nueva cuenta trabajadores, es por ello que quienes están acomodados en sus respetivos sitios ya están de esa forma, con las condiciones y todo acordado para seguir conservando su trabajo”, considero la entrevistada.

 Dijo sin embargo que si han tenido visitas de personas que pretenden solamente saber a cerca de sus derechos, despejar dudas o solicitarles ayuda para solucionar algún malentendido dentro de la relación laboral, sin el ánimo de renunciar o del patrón sin el de despedir a su empleado, lo cual termina simplemente en una asesoría que muestra haber dado resultados, pues después las personas con estas situaciones ya no regresan a solicitar la intervención para alguna terminación de la relación laboral.

A %d blogueros les gusta esto: