Defensores de oficio quitan clientela a litigantes particulares

agosto 11, 2017

Secretario del Colegio de Abogados, dijo no estar de acuerdo que los agentes del ministerio público, sugieran al imputado el escoger a un defensor público

Harold Meade

 

Tras reconocer que los litigantes a nivel nacional, estatal y local están en crisis por el hecho de que los defensores públicos están acaparando los servicios de la ciudadanía que enfrenta un problema de tipo legal, el secretario del Colegio de Abogados Postulantes de Ciudad Mante, A.C., licenciado Mario Rodríguez Rodríguez, reprobó y censuró que la mayoría de los servidores públicos como agentes del ministerio público y otros que se derivan del mismo juicio y la nueva modalidad del juicio oral, en sus citatorios cuando citan a un imputado, le ponen que pueden o están en condiciones de escoger a un abogado defensor, e incluso, indicó que le señalan hasta el domicilio, donde se encuentran los defensores públicos; “y esa forma de manifestar, pues le viene a afectar a los particulares que tienen sus despachos privados”, advirtió el conocido litigante mantense.

Rodríguez Rodríguez, señaló que como la gente ignora la posibilidad de recibir asesoría jurídica de litigantes privados, siguen los lineamientos de la autoridad que los está citando, para un acto de un juicio, y optan mejor en lo que se señala allí y en este sentido, consideró que es incorrecto que los agentes del ministerio público y los servidores públicos, pongan que vayan a escoger a un defensor público; “cuando la libertad de trabajo, de profesión que nos contempla la Constitución de la República es abierta, libre y espontánea para cada ciudadano, para que escoja libremente”, manifestó.

Con respecto a esta situación que viven actualmente los profesionistas del Derecho que litigan, recordó que el Colegio de Abogados ha estado recibiendo algunas quejas por integrantes miembros del Colegio que tienen despachos particulares y que se dedican a la abogacía y al litigio, y precisó que una de las inquietudes es de que es muy común ver ya defensores de oficio en materia penal, civil, familiar en todos lados y que el gobierno, les otorga un salario que se paga con los impuestos de la ciudadanía; “Entonces los abogados particulares están resintiendo porque la gente a veces no tiene la cultura de escoger un abogado y se va con los abogados públicos, a lo más fácil y práctico, pero también, el gobierno ha descuidado a los abogados litigantes en los aspectos económicos porque sin la abogacía no pudiera haber las leyes, entonces quien interpreta las leyes son los abogados y son los que brindan el servicio”, resaltó.

Apuntó que en esta Ciudad hay alrededor de cien abogados, pero apuntó que en términos generales, la cifra de profesionales del derecho, está entre 150 a 200, que se ven afectados por la preferencia que se le da a los defensores de oficio, cuyo número estimó oscila entre los 15 a 20 que operan en este municipio.

Finalmente, comentó que quienes forman parte del Colegio de Abogados se dan cuenta que la carga del trabajo que tienen los defensores de oficio es muy grande porque la mayoría acude hacia ellos, para evitar hacer un pago aunque la persona tenga la posibilidad económica de escoger un profesionista, mejor se van a lo más práctico y fácil y a veces aseguró, son más tardados los juicios porque tienen mucho trabajo, pues se desprenden actividades más lentas.